Disfruta del verano sin que lo sufra tu móvil

Llega el verano y todos queremos disfrutar del sol, la playa, la arena, los atardeceres y las selfies con la piel bronceada. En esta nota te ayudamos a proteger tu móvil para que disfrutes los largos días de verano sin gastos extra por averías en tu dispositivo.

Aunque sencillos, estos consejos te ayudarán a mantener la buena salud de tu smartphone. De todas maneras, como seguramente sabemos, lo mejor para proteger tu móvil siempre será evitar aquellas situaciones donde pueda dañarse. Sin embargo, nuestro teléfono va con nosotros a todos lados. Por eso, para no quedarte sin móvil en lo mejor de las vacaciones, entérate de qué es lo que más lo afecta durante el verano y los recaudos que debes tomar.

 

¿Por qué debemos tomar mayores precauciones durante el verano?

 

Sol y altas temperaturas

Todos los dispositivos generan calor con su mismo funcionamiento  y están preparados para soportarlo. Sin embargo, cuando la temperatura aumenta demasiado, nuestro móvil comienza a padecer las consecuencias.

La batería es uno de los componentes que más sufren el calor. Por eso, si la temperatura del móvil es muy elevada, la carga disminuirá a mayor velocidad que la habitual. También puede suceder que la velocidad de funcionamiento disminuya. Puedes notar que las aplicaciones van más lento y que tarda más en realizar procesos habituales.  Además, al tener una temperatura elevada, el sistema puede reiniciarse de manera repentina.

Arena

La arena es un elemento muy peligroso para nuestro móvil. No solo por el riesgo de provocar rayones en la pantalla y la carcasa, sino también por su capacidad para colarse en todos los recovecos. Después de un día de playa podríamos encontrar arena en el orificio de los auriculares, el de carga de batería, en el marco del teléfono, en la cámara e, incluso, en los compartimentos interiores. Por estas razones es necesario evitar el contacto directo del dispositivo con la arena.

Agua

Ya sabemos que el agua es dañina para los móviles. Una vez que nuestro dispositivo se moja, el agua se cuela por todo el sistema provocando diversos problemas. Estos pueden ir desde la avería de micrófono o los auriculares hasta el apagón total, entre otras. En el caso del agua salada, los daños son aún peores, debido al poder corrosivo de la sal. Ya sea que el móvil caiga de nuestras manos y se dé un chapuzón o que nosotros mismos lo manipulemos con las manos mojadas. Todo contacto con agua puede resultar fatal.

 

Consejos para proteger tu móvil

 

Aléjalo del calor y evita aumentar su temperatura

Ya sea que vayas a la playa, a una piscina o a un parque a disfrutar del sol, deja el móvil a la sombra. Evita que el sol impacte de lleno en el dispositivo. Si lo metes dentro de un bolso o mochila, procura que este no deje pasar demasiado el sol y que se encuentre en un lugar ventilado.
Ten en cuenta que utilizar aplicaciones que consumen demasiados recursos aumenta la temperatura del dispositivo naturalmente. Escuchar música, jugar juegos o utilizar mapas son algunas de las acciones que elevan la temperatura.
Si notas que tu dispositivo se encuentra muy caliente, intenta enfriarlo. Para ello, quítale la funda protectora, si tiene. Luego apágalo y, si es posible, quita la tapa trasera de la carcasa. Colócalo en un lugar con sombra y ventilación hasta que recupere su temperatura original.

Protégelo del agua y de la arena 

Evita utilizar el móvil si tienes las manos mojadas o húmedas. Una mínima filtración de agua dentro del dispositivo puede echar a perder o dañar algún componente. Además, si estás en la playa, procura no apoyarlo en superficies donde hay arena, ni dejarlo expuesto al viento, ya que pueden introducirse granos de arena a través de los orificios del móvil. En estos casos, puedes evitar muchos problemas utilizando una funda impermeable, que te permitirá tomar fotos en la orilla del mar con mayor tranquilidad.

Coloca tu móvil a resguardo y no lo dejes a merced de oportunistas 

Si vas a la playa o a un sitio donde se reúna mucha gente, también es importante que cuides que nadie robe tu móvil. No lo dejes en cualquier lado y tenlo siempre a la vista. Guárdalo dentro de tu mochila o bolso y ten presente su ubicación.

vacaciones móvil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *