¿Disco duro HDD o SSD? En qué se diferencian y qué debes tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro

¿En qué se diferencia un disco duro HDD de uno SSD? ¿Qué debes tener en cuenta al momento de elegir uno u otro? En esta nota te contamos cuáles son las principales diferencias entre las unidades de almacenamiento SSD y HDD, así como las características de ambos tipos.

Cuando queremos mejorar el rendimiento de nuestro ordenador, o cambiar el equipo, debemos elegir los componentes que más nos convengan de acuerdo con el uso que hagamos de él. Una de las decisiones más importantes es la de la unidad de almacenamiento.

¿Qué función cumple el disco duro?

El disco duro es la unidad de almacenamiento de nuestro equipo. Allí se escribirán y almacenarán todos nuestros archivos, datos y programas, desde un documento de texto creado por nosotros, hasta el sistema operativo que utiliza el ordenador.

Tienen diferentes capacidades de almacenamiento lo que determinará el rendimiento del equipo, así como también el precio que pagaremos por el disco.

Ahora, vamos a lo nuestro, ¿en qué se diferencia un disco duro HDD de uno SSD?

Características de los discos HDD y de los SSD

Los discos duros HDD (Hard Drive Disc) funcionan de forma mecánica: tienen uno o más discos rígidos que giran sobre un mismo eje, dentro de una caja de metal sellada. Sobre cada disco se encuentra una unidad de lectura y escritura, encargada de grabar y de leer la información.

Cuando los discos que lo componen son más finos, la calidad de grabación es mejor, y cuanto mayor es la velocidad a la que giran, más rápido es el acceso a la información.

Los discos duros HDD tienen discos rígidos sobre los cuales se graba la información.

Por su parte, los discos SSD (Solid State Drive) son unidades de estado sólido formadas por microchips con memorias flash interconectadas entre sí. No tienen, ni necesitan, partes mecánicas para grabar la información ni para acceder a ella. Esta función la cumplen los procesadores integrados que poseen. El eficaz funcionamiento de estos procesadores es lo que determina el rendimiento y la velocidad de la unidad.

¿En qué se diferencian los discos duros HDD y los SSD?

A continuación, comparamos ambos tipos de discos teniendo en cuenta los aspectos más importantes relacionados con rendimiento, capacidad y precio.

  • Capacidad

Los discos duros HDD más utilizados varían entre 1 y 10 TB de capacidad. Mientras que los SSD, por lo general, se encuentran entre 256 GB y 4 TB.

  • Velocidad

En este aspecto, los discos SSD, son mucho más veloces que los discos duros HDD. El tiempo de arranque del sistema operativo en los dispositivos que tienen su almacenamiento en unidades de estado sólido requieren la mitad de tiempo (o menos), en comparación con los que poseen disco rígido.

  • Transferencia de datos

En los discos duros HDD la velocidad de transferencia de datos suele ser ir desde los 50 a los 150 MB/s; mientras que en las unidades de estado sólido SSD, en general, se encuentra entre los 200 y los 550 MB/s.

  • Durabilidad

En los discos SSD, la vida útil está determinada por la cantidad de datos que se graban en él. La reescritura de la información en las unidades de estado sólido es limitada.

La vida útil de los discos duros HDD, por su parte, está determinada por su funcionamiento mecánico. Al estar formados por partes móviles son más delicados y pueden quedar inservibles luego de golpes o movimientos bruscos.

  • Precio

Los valores de los discos HDD suelen ser bastante menores que los de los SSD. Esto se debe, en parte, a que estos últimos llevan menor tiempo en el mercado; pero, sobre todo, a la velocidad de transferencia de datos que pueden alcanzar.

En este vídeo podemos ver el arranque del sistema operativo en dos equipos con diferentes tipos de unidades de almacenamiento. La unidad que tiene disco SSD inicia en la mitad del tiempo que la que tiene HDD.

¿Qué unidad de almacenamiento elegir?

Para elegir el disco que más te convenga debes tener en cuenta el uso que darás a tu equipo y el rendimiento que deseas obtener, además, claro está, del presupuesto disponible.

Si lo que necesitas es una gran capacidad de almacenamiento, los discos duros HDD tienen una oferta más amplia y por precios más bajos que los SSD. Este es el caso, por ejemplo, cuando necesitas un disco externo para hacer respaldo de información o cuando descargas gran volumen de contenido de Internet.

En cambio, si lo que necesitas es aumentar la velocidad de tu ordenador, te resultará más efectivo un disco SSD. A veces, nuestros ordenadores tienen varios años y comienzan a quedar lentos; por eso, elegir una unidad de estado sólido puede ser una solución muy efectiva y más barata que comprar otro ordenador. También es recomendable un disco SSD si juegas videojuegos o utilizas programas de edición de contenidos multimedia, que requieren mayor fluidez en el equipo.

 

 

De todas maneras, una alternativa muy conveniente es no descartar ninguno y quedarte con ambas opciones. En tu ordenador de sobremesa, por ejemplo, puedes tener un disco sólido SSD donde se aloje el sistema operativo y, además, un disco duro HDD como disco secundario, para almacenar los archivos pesados. De esta forma, tu ordenador tendrá mayor fluidez en su funcionamiento y no perderá capacidad de almacenamiento.

5 comentarios de “¿Disco duro HDD o SSD? En qué se diferencian y qué debes tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *